Inicio

Resumen y citas

Vídeos

Guía para familias

Anuncio oficial

Proyecto de Aceptación Familiar

El Proyecto de Aceptación Familiar

La Dra. Caitlin Ryan, del Proyecto de Aceptación Familiar de la Universidad Estatal de San Francisco, ha preparado una serie de materiales para familias Santo de los Últimos Días que tengan un hijo gay o una hija lesbiana. Ver los siguientes materiales:

La película: “Las familias son eternas”

Los Montgomerys son una familia mormona devota. Wendy y Tom se casaron en el Templo de Los Ángeles en 1995. Tuvieron 5 hijos en 7 años. Pero en enero de 2012, se enteraron de que su hijo mayor, Jordan, de 13 años, es gay.

En el 2013, Wendy, junto con su esposo Tom y sus hijos , le permitió a un equipo de rodaje que filmaran en su casa para la realización de un documental de 20 minutos especialmente preparado para mormones.

Este es el avance publicitario. El documental está siendo presentado en festivales de cine y eventos educativos. El documental completo todavía no está disponible en español.

El folleto: “Niños saludables con el apoyo familiar”

¿Sabía usted que jóvenes gays y lesbianas que son rechazados por la familia tienen una probabilidad ocho veces mayor de intentar suicidarse, y casi seis veces mayor de presentar altos niveles de depresión? Esas son las conclusiones de un estudio realizado por la Dra. Caitlin Ryan..

Este folleto, preparado especialmente para padres y madres, incluye consejos para ayudar a los hijos gays o hijas lesbianas a que tengan una vida exitosa como adultos.

Bajar en formato PDF

Versión del folleto para familias Santo de los Últimos Días

En el 2012 la Dra. Ryan y el Dr. Robert A. Rees, un ex-obispo mormón, crearon una versión de este folleto especialmente para familias mormonas. Ese folleto, que todavía no está disponible en español, contiene declaraciones útiles hechas por líderes de la Iglesia.

Una de esas citas es una declaración del Élder Jeffrey R. Holland en un artículo de la Liahona acerca de cómo ayudar a la gente gay y lesbiana.

“Sobre todo, mantengan abiertas las líneas de la comunicación,” dijo el Élder Holland. “La comunicación sincera entre padres e hijos es una clara expresión de amor; y el amor puro, expresado generosamente, puede transformar los lazos familiares.” (ver Liahona, octubre del 2007)